Creo que siempre digo lo mismo y es que visto desde fuera, un embarazo me parece la espera mas dulce de todas. Iñaki y Naroa esperaban a Maddi con estas sonrisas y este buen rollo. Espero que os guste!