A Silvia la conocí de casualidad, pero ¡que casualidad tan bonita! Resulta que la vida había puesto a Silvia muy cerquita de una de mis mejores amigas de la universidad y enseguida hicimos buenas migas. La boda de Silvia e Ivan fue en un lugar muy especial, en nuestra señora de la Encina, en Artziniega que es un santuario con una arquitectura muy bonita y la fiesta, (por que aquello no fue una boda, fue un fiestón) se celebró en Komentu Maitea, en Gordexola.
Pero empecemos por el principio:
Silvia escogió estar rodeada de personas muy cercanas para sus preparativos. En la suite del Komentu Maitea, mientras el vestido que Juana de Jota + Ge había ayudado a diseñar a la novia colgaba de la ventana, su madre, su amiga y los chicos de Momo tomaron champagne y rieron, el ambiente no pudo ser mejor. La ceremonia estuvo también bien regada de humor ya que los anillos se quedaron en el hotel y hubo que esperar a que un amigo los trajera para poder seguir. Una vez en Komentu Maitea, disfrutamos de un concierto de Jimmy Barnatán & The Cocooners durante el cóctel y la cena fue informal, mero trámite para pasar a bailar a la capilla del komentu. Ya os había dicho que esta boda fue pura fiesta.

Vestido de la novia: Jota + Ge para Pronovias
Maquillaje y Peluquería: Oscar de Momo
Decoración: Leire de Eventos Live Bilbao
Restaurante: Komentu Maitea